9 ejercicios para deshacerte de la papada en días. Lucirás mucho más hermosa


Admitámoslo: las llantitas pueden aparecer en varias partes del cuerpo y sin duda, uno de los lugares más odiosos es el cuello. Sí, amigas y amigos, estamos hablando de la detestable papada. ¿Quién no ha pasado horas poniéndose guapo, para luego verse en el espejo y  descubrir que parece el primo perdido de Jabba o la hermana de Úrsula, la bruja del mar? ¡Horror! 



Pero eso se termina hoy, pues consultamos a varios expertos en belleza y nos confiaron cuáles son los mejores ejercicios para desaparecer ese molesto rollito. Claro, será importante que le bajes a la comida chatarra, o los efectos de tu esfuerzo no durarán mucho, hasta podrían ser muy lentos. No decimos más, prepárate para sudar y quedar más guapo que Selena Gomez o The Weeknd: 



1.- Boca de cuchara


Para obtener mejores resultados debes repetir este movimiento de 5 a 7 veces por día. Relaja los labios y abre la boca como si fueras a llenarla de agua pero sólo usa la parte inferior, algo así como los pelícanos, mientras tanto baja la cabeza y cada que hagas el movimiento, levántala de vuelta. 

2.- Trata de alcanzar la nariz con la lengua


No creas que es un reto de redes sociales, en realidad este movimiento busca reforzar un músculo llamado milohioideo, culpable de la molesta barbilla doble. Consiste en sacar la lengua y tratar de alcanzar con ella la punta de la nariz. Recuerda que en todo momento los labios deben estar relajados. Lo ideal es repetirlo 5 veces diariamente. 

3.- Movimiento en diagonal


¿Quién no desea que su rostro esté perfectamente marcado, tal como una princesa de Disney? Lo único que necesitas hacer es voltear la cabeza hacia el lado izquierdo y cuando llegues al punto en que sientas tensión en el cuello, mueve la mandíbula hacia enfrente y hacia atrás. Después repite el movimiento pero en dirección contraria. Repite 5 veces hacia cada lado, todos los días. 

4.- Beso a las nubes


Como su nombre lo indica, este movimiento implica altura. Levanta la cabeza y mueve ligeramente la mandíbula hacia enfrente, los labios también, casi como si quisieras besar a alguien muy alto. Sabrás que estás haciéndolo bien cuando sientas tensión en el cuello. Debes sostener la posición por 6 segundos y repetir 5 veces por día. 

5.- Más allá de la resistencia


Aquí debes colocar los dos puños bajo la mandíbula, casi como si fueras a tomarte una foto adorable para enviarla a tu abuelita. Después baja un poco la parte inferior de la quijada haciendo presión con los puños. Vas a sentir la tensión que hemos mencionado y cuando ya no aguantes, sostén la posición por 3 segundos. Lo que sigue es relajarte 3 segundos y repetir todo el movimiento. Para buenos resultados debes hacer este movimiento 6 veces todos los días. 

6.- Sonrisa de oreja a oreja


Primero debes apretar los dientes y estirar los labios lo más que puedas hacia los lados. Al mismo tiempo presiona la punta de la lengua en el paladar hasta que la presión sea suficiente para sentir tensión en los músculos del mentón, esta es la señal de que vas bien con el ejercicio. Mantén la posición 5 segundos y toma 3 segundos de descanso. Repítelo de 5 a 8 veces cada día para óptimos resultados.

7.- Cachete desinflado 


No te burles del nombre, es para que la idea te quede más clara. Este movimiento consiste en llenar la boca con aire, apretando los labios e inflando las mejillas. Después debes presionarlas con las manos para crear tensión en los músculos de la zona. Mantente así por 5 segundos, suelta el aire y repite. Este ejercicio debes hacerlo de 5 a 6 veces cada día. 

8.- Ejercicio con pelota de tenis 


Toma una pelota de tenis y sostenla en el cuello con ayuda de la barbilla. El punto es crear resistencia, de manera que la bola no se caiga. Presiona con fuerza dos segundos  y luego relájate sin soltar la pelota. Repite el ejercicio 10 veces diariamente. 

9.- Masticar chicle


Así como lo lees, estos movimientos ayudan a fortalecer la mandíbula y a mantener firmes los músculos del cuello. Procura que sean chicles sin azúcar, y listo.

NOTA: Es muy importante que antes de realizar las rutinas hagas un poco de calentamiento. Mueve la mandíbula hacia enfrente y hacia atrás, después de derecha a izquierda, unas 8 veces. Recuerda que si sientes fatiga o dolor debes detener la actividad de inmediato, así evitarás accidentes.

Recomendados
Recomendados