10 razones por qué los hombres se enamoran más de una mujer infiel


Con esto de las redes sociales y la tecnología al alcance de la mano, cada vez se amplían más las posibilidades para que la infidelidad se dé al por mayor. Sí, quizás la idea nos haga torcer los ojos, pero nadie está exento de caer en la tentación alguna vez. Incluso hay páginas dedicadas a personas que aun estando en una relación formal, buscan alguien para una aventura secreta. 



Una de esas páginas es Victoria Millán, la cual ha realizado encuestas entre los usuarios. En una de las más recientes entrevistó a 6,214 usuario y encontró que 81% de los hombres se sienten más atraídos a engañar a sus parejas con mujeres infieles en la actualidad y 70% con quienes lo fueron anteriormente.




Nos dimos a la tarea de analizar las respuestas que dieron al porqué de esta preferencia y éstos fueron los puntos más relevantes:

1.- Corremos el mismo riesgo.


Al estar con una mujer infiel los hombres se sienten más confiados, ya que saben que ambos entienden los riesgos que corren al tener una relación de ese tipo, y será tan cuidadosa como él para evitar que los descubran.

2.- Saben guardar el secreto.


Como ellas están comprometidas son más discretas; ambos tienen mucho que perder, así que harán hasta lo imposible por guardar la aventura en secreto.

3.- Tenemos los mismos horarios.


Aunque parezca extraño también es cuestión de logística. Con otra pareja, los dos tienen poco espacio para sus apasionados encuentros, así que adecuan sus horarios para lograr que el escaso tiempo que pasen juntos sea de calidad. 

4.- No hay presión.


Una mujer infiel no busca otra cosa que emoción bajo las sábanas. Esto quita al hombre toda la presión de tener que cortejarla y de esforzarse por mantenerla contenta en todo momento, y eso le resulta muy atractivo.

5.- No es intensa.


Al tener que dividir su tiempo entre la pareja y el amante, la mujer no está mandando mensajes ni haciendo llamadas en todo momento, mucho menos en la noche, cuando lo más probable es que ambos estén con sus respectivas parejas. ¿Qué hombre no disfrutaría tener los beneficios sin sentirse acosado?

6.- No tiene inhibiciones.


En una relación en la que muy probablemente sólo busca placer, la mujer es mucho más abierta y no tiene miedo de desatar sus pasiones para alcanzar lo que la complazca. No le preocupa arriesgarse en la intimidad, lo que para cualquier hombre es muy tentador pues sin duda eso la convierte en la amante perfecta.

7.- No es costosa.


La mayoría de los hombres (conste que digo la mayoría, no todos…) aún sienten la responsabilidad de ser los proveedores y eso los cansa tanto mental como físicamente y disminuye, en muchas ocasiones, el deseo por su pareja. En cambio con una mujer que ya tiene esa seguridad en casa, aumenta su deseo porque está libre de preocupaciones. 

8.- Son más divertidas.


En una relación formal, la rutina y los problemas cotidianos muchas veces quitan espacio a la diversión. En cambio con alguien que justamente quiere dejar todo eso atrás, puede relajarse y dedicarse a disfrutar el momento haciéndolo mucho más divertido y creativo para los dos.

9.- Disfrutan mucho más en la intimidad.


La mayoría de las mujeres que tienen una aventura buscan el placer que su pareja ya no les da. Esa es la razón por la que disfrutan al máximo con el amante, y no se contienen a la hora de dejarse llevar por sus instintos en la intimidad.

10.-  Lo prohibido siempre es más emocionante.


Aceptémoslo: todos nos hemos sentido atraídos por lo prohibido al menos una vez, y este es justamente el caso de muchos hombres. Saber que es algo que no debe salir a la luz les aumenta la intensidad del deseo y la adrenalina que sienten al estar con una mujer casada. Será que, como dicen por ahí: “El que no arriesga, no gana…

¿Tú qué opinas? ¿Son válidas sus respuestas?

Recomendados
Recomendados