15 formas increíbles de insultar sin usar groserías. Parecerás un genio


Aceptémoslo: en toda convivencia cotidiana es necesario tener armas del lenguaje con las cuales defendernos de abusivos y “pelados”. Si por alguna razón alguien te ofende es necesario hacer algo al respecto; de otro modo, al mostrar debilidad esos abusones te van a querer tener de su payaso.

Si no quieres rebajarte a usar el mismo lenguaje que utiliza la gente corriente, siempre tendrás el ingenio y la inteligencia para ofender sin ser detectado. Puedes usar tu educación para hacerle saber que no serás un tonto del que se estará burlando como si nada.


Con estas frases te darás cuenta que no es necesario decir groserías; esas cualquiera las puede usar. Con estos insultos te verás mucho más inteligente que tu oponente, porque son como cachetadas con guante blanco.

1.- Es increíble tu capacidad para señalar lo que para todos es evidente.


2.- ¿Cómo puede caber tanta ignorancia en un cerebro tan pequeñito?


3.- De verdad quisiera estar de acuerdo contigo, pero me niego a estar equivocado.


4.- La abuelita cristiana de mi vecino me ha dicho peores ofensas.



5.- Eres tan brillante como un agujero negro y el doble de denso.


6.- No eres tan agraciado físicamente para ser tan desagradable.


7.- Puedo explicártelo otra vez pero no puedo entenderlo por ti.


8.- ¿Me disculpas? Me tengo que ir; tengo algo más interesante en que perder mi tiempo.


9.- Me queda muy claro por qué todos te sacan la vuelta.


10.- No hay respuestas tontas, las personas que las dan sí lo son.


11.- Espero que el resto de tu vida sea igual de “agradable” que tú.


12.- Ahora que te conozco, ya sé por qué hay tantos letreros de ‘‘¡precaución!’’ en las calles.


13.- ¿No quieres ir a ver si está lloviendo en la esquina?


14.- Ojalá que tu cerebro trabajara igual de rápido que tu boca.


15.- Esta frase es original de Sheldon, el increíble personaje de la serie “The Big Bang Theory”:


“No te preocupes por no decepcionarme. Mis expectativas sobre ti son tan bajas, que dudo mucho que lo logres”.


Estos son sólo algunos de los insultos que puedes utilizar. En muchos casos el abusador no notará que lo estás insultando y eso es lo divertido del asunto. Nunca se enterará que detrás de estas palabras hay alguien inteligente que le está ‘‘viendo la cara’’... Cómo dicen por ahí: “El que ríe al último, ríe mejor”.

¿Tienes algún insulto como estos que nos quieras compartir?
Recomendados
Recomendados