20 datos sobre tu vagina que debes saber YA. Los hombres aman el #7


De niñas, mamá nos decía que cuidáramos  la ‘‘florecita’’. Y vaya que con el paso del tiempo comprobaste todo el gozo que te puede dar esa zona. Aunque está ‘‘allá abajo’’, hay que protegerla de infecciones, rozaduras y hasta virus. A pesar de tanta información aún hay chicas que no conocen bien sus partes privadas y prefieren callar ante algún síntoma extraño. ¡Tranquilas! La clave está en mantenerla sana.  



¿Pero cómo hacerlo? Hay que estar informadas para acudir al médico en cuanto notemos algo ‘‘raro’’, y NO tienes por qué sentir vergüenza. Qué prefieres: ¿revisarte a tiempo o terminar con ronchas y mal olor ahí? 



Estos son los datos que toda chica debe saber de la zona V: 

1. Tienes que ejercitarla. 


No importa si no has tenido hijos, es importante que ejercites tus partes y la técnica de Kegel ayuda a fortalecer los músculos pélvicos. Debes contener las ganas de hacer pipí y soltar, ¡no lo olvides! 

2. El período cura. 


Aunque es molesto tener que lidiar con ‘‘esos días’’ cada mes, algunos estudios indican que la sangre que desecha la mujer puede servir para tratamientos de enfermedades como ictus, Alzheimer y esclerosis. 

3. Se limpia sola. 


El fluido cristalino o blanco que desechamos constantemente -en promedio 2 cucharaditas al día- elimina bacterias para que no entren al útero. Olvida los desodorantes o gel, que sólo alteran el pH. No tiene que oler a rosas, es un aroma natural y hormonal.

4. Cambia de color. 


Durante las relaciones o el embarazo el flujo de sangre en los genitales cambia, los niveles de estrógenos bajan y por ende la zona adquiere una tonalidad distinta. 

5. Su tamaño aumenta. 


Cuando tienes relaciones la estimulación que reciben tus parte hace que la sangre se centre en la zona, y al dilatarse se pone más grande.

6. Tus partes y los tiburones tienen algo en común. 


La zona de la mujer genera una sustancia llamada escualeno, al igual que el aceite de hígado de tiburón, que se utiliza para cremas corporales. 

7. Hay cuatro formas en que las chicas ‘‘tocan el cielo’’. 


● Estimulación en el timbre. 

● Cuando el chico mete su ‘‘amiguito’’. 

● Cuando masajean el cérvix (cuello del útero) que está en el fondo. 

● Cuando terminó y está relajada pero la siguen estimulando para ir por el segundo round. 

8. No pasa nada si suda. 


Si tu zona suda constantemente, ¡no te preocupes! Mientras no haya mal olor todo está bien, porque es necesario para proteger nuestro cuerpo de la fricción y los golpes de calor. 

9. Es capaz de inmovilizar el ‘‘amiguito’’ de los chicos. 


Se conoce como captivus. Durante las relaciones los músculos de la pelvis hacen más presión de lo normal y la parte del hombre queda atrapada. Para salir hay que llamar al médico.

10. ¿El tamaño de los labios? 


Van desde los 2 hasta los 6 centímetros. Cada mujer es diferente, algunas los tienen colgando, largos, cortos, en el interior; unas los tienen iguales y otras no. Pero ¡no pasa nada! Es normal. 

11. ¿Cada cuánto te depilas? 


Quitarse el vello por completo puede provocar infecciones graves como ‘‘molusco contagioso’’, que produce enormes protuberancias en toda la zona. 

12. ¿Qué hay del ‘‘timbre’’? 


Todas las partes privadas de la mujer son sensibles pero justo en la parte superior, en el timbre, hay alrededor de 8 mil terminaciones nerviosas, dos veces más que en el ‘‘amiguito’’ de los chicos. 

13. Los alimentos con probióticos.


Consumir alimentos que contienen estas sustancias pueden prevenir infecciones. 

14. Elige bien a tus parejas en la cama.


Inclusive si utilizas ‘‘gorrito’’, la piel de tu zona puede pescar una infección con el ‘‘amiguito’’ de tu chico y terminar con verrugas. Así que ¡cuidado!

15. No todas las mujeres desprenden fluido al llegar al punto máximo. 


Es completamente normal que algunas mujeres no desprendan el líquido lechoso al venirse, pero otras arrojan desde unas gotas hasta una taza. 

16. Tener relaciones NO tiene que ser doloroso. 


A unas chicas les da pena decir que sienten dolor al ‘‘hacerlo’’ y pueden pasar años sufriendo, así que no temas a ir con el médico. Puede que tengas una infección o alguna anomalía en tus partes. 

17. Tono real. 


No siempre el color de tu zona tiene que ser como tu piel, algunas tienen los labios color marrón o púrpura y otras, más claros. 

18. Elástica. 


Tu zona es muuuy elástica, así que no te preocupes si te topas con alguien que calza grande, con buena estimulación no habrá problemas. ¡Por favor! Las chicas pueden tener ¡un bebé! 

19. ¿Cuánto debe medir? 


No tiene nada que ver tu altura, puedes ser baja y el tamaño de tus partes grande, o al revés. 

20. Tener actividad te mantiene saludable. 


Consiente a tu zona dándole actividad por lo menos 2 veces a la semana, esto ayuda a mantenerte saludable, mejora la circulación y tu estado de ánimo y conserva la juventud en la piel. 

¿Ves? Ser mujer no es tan malo.

Recomendados
Recomendados