22 personas que perdieron una parte de su cuerpo pero NO su sentido del humor. La #9 te hará vomitar


Cada quien tiene el control de su historia. Sabemos que la vida no es fácil, y así como hoy sentimos que es el mejor día vivido, mañana todo cambia. Nadie se salva de ser víctima de una tragedia, pero aunque el capítulo sea peor que una pesadilla decides darle o no vuelta a la página. Mientras muchos van por ahí diciendo que ya no quieren vivir, otros luchan por una oportunidad. Pero también están los que perdieron alguna parte del cuerpo y aun así sonríen. Dime, ¿cuál es tu pretexto? 



Estas personas no sólo agradecen un día más; se esfuerzan para seguir sus actividades y, sobre todo, toman con una carcajada los golpes que les dio la vida. 



¡Admirable! 

1. Cuando no te queda de otra que ser la señora Nesbitt. 


2. Aprovechando el escenario.


3. ¡Malditos tiburones, ya ni la nieve respetan!


4. ¡Adorable! 


5. De algo le tenían que servir los Legos. 


6. ...Y así fue como esos niños perturbaron su mente. 


7. ‘‘¡Qué alivio, aún me quedan los huesos!’’


8. Al menos sólo gastará en un guante. 


9. Este chico sí que toma las cosas a la ligera. 


10. ¿Cómo no se me ocurrió? 


11. Finn, de ‘‘Hora de Aventura’’, nos enseñó que se puede florecer. 


12. No tiene que pasar por el cansancio que provocan los tacones. 


13. ¿Quién dijo que el Capitán tenía sólo un brazo de gancho? 


14. Un lindo flamingo. 


15. ¡Ups! Un pequeño detalle. 


16. Seguro nadie llevará un mejor disfraz. 


17. La sensación del apocalipsis zombie. 


18. No todo tiene que ser gracioso. 


19. El mejor soporte de armas. 


20. ¡Qué imaginación!


21. ¿Y qué? Es Día de Brujas. 


22. ¡Vaya que esta chica sabe tener todo bajo control! 


¿Y tú qué necesitas para ponerle sabor a la vida?

Recomendados
Recomendados