5 trucos para alaciar tu cabello sin plancharlo. No volverás a maltratarlo


Se dice que los humanos nunca estamos conformes y que siempre anhelamos justo lo que no tenemos. Para las mujeres una de esas cosas a las que la mayoría nos aferramos, es cambiar nuestro cabello. Las que lo tienen claro lo quieren oscuro, y viceversa; quienes podemos presumir bellos rizos resulta que lo queremos lacio.



Por fortuna, para las que tenemos pelo rizado, la tecnología nos premió con la tan popular plancha. Lo malo de cumplir ese deseo con este aparato, es que en ocasiones resulta contraproducente y dañamos en exceso el cabello. 




Por eso hoy queremos compartirte 5 formas en las que también puedes alisarlo sin necesidad de plancha, para evitar que se debilite, o que simplemente puedes usarlas cuando quieras que descanse un poco del calor. 



Inténtalo y descubre cuál te funciona mejor.

1.- Cepillar constantemente.


Es quizá la técnica más utilizada, por lo simple. Consiste en cepillar de forma constante tu cabello cuando aún esté un poco húmedo y hasta que seque por completo. Haz un poco de presión para lograr el efecto deseado. Si tienes el cabello demasiado rizado o muy largo puede ser más complicado, pero con un poco de esfuerzo puedes conseguirlo.

2.- Secar con una toalla.


Este método es muy parecido al anterior, sólo que aquí debes usar una toalla de las que absorben el agua fácilmente. Divide el cabello en mechones y cubre con la toalla, aplicando suficiente presión y jalando hacia abajo. Este proceso debes repetirlo hasta que seque por completo. Al terminar puedes cepillarlo suavemente, para evitar que se enrede, y aplicar crema o aceite para que el efecto dure todo el día.

3.- Enrollar el cabello.


Puedes usar esta técnica con el cabello seco o húmedo, aunque hay quienes opinan que es mucho mejor hacerlo cuando está completamente seco. Por eso te recomendamos que lo intentes de las dos formas, para que descubras cuál funciona mejor para ti. 

Debes ir cepillando y estirando; puedes sujetarlo con pasadores o pinzas a cada 3 dedos de distancia. Una vez que esté enrollado por completo, cúbrelo con una malla para evitar el tan odiado “frizz”.

Como este método requiere varias horas quizás quieras hacerlo antes de irte a dormir.

4.- Usar secadora.


La mayoría recurrimos a este método, porque es mucho más rápido y seguro lograr el efecto deseado. Secando el cabello por partes y cepillando al mismo tiempo con un cepillo redondo tendrás mejores resultados. Sólo recuerda que el calor daña más tu pelo. Quizás debas considerar la opción de aire frío, para que el efecto no tenga que ser a costa de su fuerza o su brillo. 

5.- Usa productos alisadores.


No hay nada de malo en dar una ayudadita al método que uses. Ahora ya podemos encontrar champús, acondicionadores, cremas, ceras y aceites no sólo para alisar sino también para protegerlo. De cualquier forma, asegúrate de que el producto sea de buena calidad, para que no resulte que en vez de beneficiar a tu pelo, lo dañe aún más. 

Quizás no cambiemos por completo las cosas que no nos gustan en nosotras, pero sí podemos modificarlas un poco y sentirnos felices. Así que con estos consejos ya puedes empezar a lucir tu alisado de forma mucho más segura para tu cabello. 



Recomendados
Recomendados