12 cosas que NUNCA debes publicar en Facebook. Solo darás lástima


Sabemos que contadas personas escapan de las tentaciones que Facebook y otras redes sociales han traído a nuestra vida. Son tantas las posibilidades cibernéticas, que es muy fácil conocer lo que otros hacen en su día a día.



Es importante saber que no todo debe ser “compartido” o “publicado”. Hay cosas que la mayoría consideramos verdaderamente innecesarias; estarlo viendo en todo momento llega a molestar y nos hace pensar que la persona tiene gran necesidad de llamar la atención.



Si no quieres ser de los que terminan escondidos del “timeline” o, de plano, bloqueados en la lista de contactos, evita hacer publicaciones como las que te vamos a compartir.

1.- Publicar todo lo que comes.


No dudamos que hay platillos dignos de compartir, pero -EN SERIO- ¿tienes que publicar foto de cada uno de los tamales y las sopas Maruchan que comes? Lo peor es que en ocasiones ni siquiera se ven antojables. Es completamente innecesario y hasta cierto punto molesto cuando lo haces muy seguido. Si sientes deseo incontrolable de hacerlo, te recomendamos que lo hagas en Instagram.

2.- Hacer “check in” en todos los lugares.


Está bien cuando llegas al lugar en el que quedaste de verte con amigos, pero hacerlo en todos los lugares, incluido el supermercado o la casa de tu abuelita, es simplemente patético. Sólo a tus papás o a tu pareja le interesan todos tus movimientos, y en ese caso se lo puedes hacer saber por whatsapp.

3.- La obsesión por las selfies.


Sí, la mayoría queremos agradar a la gente y nos gusta subir fotos mostrando nuestro mejor ángulo, para alimentar el ego recibiendo likes y comentarios donde nos digan lo bien que nos vemos. Pero ¡cuidado!, bombardear al mundo con selfies, y sobre todo en la misma foto, es de lo peor. Este será uno de los principales motivos para que no quieran verte nunca más en el “timeline”.

4.- Publicar todos tus estados de ánimo.


A veces estas publicaciones se limitan a una palabra y un emoji que representa tu estado de ánimo. Esto lo único que demuestra es una necesidad enorme de llamar la atención y, tristemente, se convierte en lástima. Es aún más desagradable cuando quien publica se hace el interesante y no responde si le preguntan la razón.

5.- Publicar todo lo que compras.


Qué padre que tengas dinero para comprar todo lo que se te antoja, pero no por eso tenemos que aguantar que lo estés restregando en la cara de todos tus contactos. Eso muestra lo superficial que eres y a los únicos que les va a interesar es a los ladrones. 

6.- Compartir frases o pensamientos.


No hay nada malo en compartir algunas palabras de tus autores favoritos pero, por favor, antes de hacerlo asegúrate de que sea algo que valga la pena y refleje que lo aplicas en tu vida. Si publicas frases que están lejos de la forma en que te comportas sólo provocarás el desagrado de la gente que en verdad te conoce. 

7.- Compartir videos de música.


Una buena canción de vez en cuando nos puede agradar a todos. Ten en cuenta que la mayoría sólo quiere actualizarse con los chismes de sus contactos. Hoy en día existen muchas formas de escuchar nuestra música favorita, así que si haces esto de forma constante lo único que conseguirás es que salten tu publicación en cuanto aparezca.

8.- Subir fotos de las bebidas alcohólicas que tomas.


Postear” fotos de todos los tragos que tomas de plano no tiene justificación, a menos que busques que te recomienden un grupo de Alcohólicos Anónimos. ¿Qué necesidad de que la gente vea si te tomaste una o dos copas, o toda la botella? De verdad, evítalo o harás que todos tus contactos te consideren el borracho incómodo. 

9.- Publicar tus rutinas de ejercicio.


No importa si se trata del “check in” donde te ejercitas, la foto mientras lo haces o -peor aún- del contador de calorías que quemaste, esto definitivamente debes evitarlo. Los beneficios de hacer ejercicio no le importan a nadie más que a ti. Si lo que buscas son porras, mejor contrata a un entrenador. 

10.- Dar detalles de tu relación sentimental.


De verdad, no entendemos por qué aún no queda claro lo terrible que es compartir tanto la miel como el odio en una relación. Nadie dice que no compartas una que otra foto con tu pareja, pero publicar todos los detalles sólo hará que la gente te juzgue si algo sale mal, o incluso si terminas por algo horrible y decides regresar.

11.- Fotos etiquetando a todos tus conocidos.


Se agradece que la gente piense en nosotros para compartir un pensamiento en un día festivo o una ocasión especial; pero eso de ser etiquetado con decenas de personas no es nada agradable, mucho menos si las notificaciones son constantes, cuando todos los etiquetados empiezan a comentar.

12.- Compartir cadenas.


Dejamos al último lo que quizás es el más odiado de todos: las cadenas… No, no te vas a hacer millonario si compartes o no la imagen de los billetes. No es posible que la gente pierda su tiempo y se lo quiera hacer perder a los demás con publicaciones de este tipo. ¡Por piedad, NUNCA lo hagas!

De seguro tú tienes alguna otra cosa que te desagrada ver en Facebook y aborreces las que te compartimos, por culpa de alguno de tus contactos. Así que ponte las pilas y no caigas en lo mismo.

Recomendados
Recomendados