La escalofriante historia de la enfermera del cuadro que pide silencio en todos los hospitales del mundo


Seguramente la has visto en más de una ocasión, es una imagen muy utilizada en hospitales y centros de salud, donde los visitantes deben permanecer en silencio. Se trata de la imagen de una enfermera que cumple con el propósito de recordárnoslo. Pero ¿alguna vez te has preguntado quién es la mujer que aparece en la icónica fotografía? A continuación te contamos su historia.



Ella es una famosa modelo argentina, su nombre es Muriel Mercedes Wabney. Dicha fotografía fue creada para ser colocada en hospitales, clínicas y centros de maternidad.

El gesto que realiza es mundialmente popular, pues tiene su dedo índice sobre los labios, indicando que se debe guardar silencio, solo que de una manera sutil y poco autoritaria.




Juan Craichik en ese entonces era al jefe de visitadores médicos de una poderosa empresa, fue quien advirtió que las salas de espera de los hospitales y consultorios eran un lugar muy ruidoso, fue así como se le ocurrió la idea de colocar una imagen que todo el tiempo estuviera recordando la importancia de permanecer en silencio en los hospitales.


Inmediatamente Craichik dio a conocer su nuevo proyecto a su empresa y este fue aprobado, empezaron a convocar modelos profesionales.

La gran ganadora fue Muriel, quién dedicó toda una tarde para realizar la sesión de fotos.

“Ella era sordomuda, su cara era distinta, suave, armoniosa, de mirada dulce…autoritariamente dulce, que provocaba de manera inmediata el silencio y la calma”, dijo Craichik.

La imagen fue distribuida mundialmente, fue obsequiada a hospitales, centros médicos y de maternidad de todo el mundo, el autor no cobró un solo peso por su obra.

Muriel era sordomuda, era una mujer casada, sin hijos y nunca se reveló cuánto le pagaron por la foto y las reproducciones de esta, una mujer tan misteriosa como su propia imagen.

Te dejamos con la imagen original.


Recomendados
Recomendados