Mira la razón por qué la mayoría de mujeres no tienen orgasmos.¡No te asustes, hay solución!


Muchas mujeres desafortunadamente sufren en silencio por no poder llegar a las nubes con su pareja en la intimidad. Aun en la actualidad no todos tenemos pleno conocimiento de las causas, y en ocasiones las chicas son víctimas de sobrenombres ofensivos por no alcanzar el máximo placer. 



Lo primero que debes saber es que el orgasmo es el punto más elevado del placer sexual, en el cual se siente una explosión de sensaciones muy agradables. La duración varía de persona a persona y depende de la excitación que sientas en el momento. 



Hoy te compartimos algunas de las causas más comunes por las que una mujer no alcanza el orgasmo, y comprobarás que no depende simplemente de tener ganas o no…


1.- Causas físicas


Vaginismo: Es un problema físico que no puede controlar. Ocurre cuando los músculos que rodean la vagina se contraen, a tal grado que les evita sentir placer. 

Vulvodinia: Se refiere a un síndrome que causa ardor o dolor intenso en la vulva y que puede hacer disminuir o desaparecer el deseo sexual. 

Dispareunia: Consiste en una disfunción que se presenta durante o después de la actividad sexual, y se manifiesta con gran dolor en el área genital o en los alrededores.

Ramificaciones del nervio pudendo: Aunque la mayoría pensamos que en todas las mujeres la sensibilidad para alcanzar el punto máximo de placer está en la misma zona, investigaciones recientes han descubierto que depende de la cantidad de terminaciones nerviosas en cada una, por lo que áreas sensibles para algunas no lo son para otras.

Padecimientos médicos: En muchas ocasiones problemas de salud como diabetes, tiroidismo, hipertensión y otros pueden evitar el orgasmo, porque afectan las terminales nerviosas en la zona erógena.

2.- Causas psicológicas


Estrés: El exceso de estrés puede provocar que la mente esté ‘‘en otro lado’’ y que no haya entrega total en la intimidad.

Problemas de pareja: Cuando se cae en estado de monotonía, diferencias de opiniones, descuido, o incluso simple aburrimiento con la pareja.

Experiencia traumática: Ya sea que se haya vivido en la infancia o en la vida adulta tiene terribles repercusiones, en especial si la situación no fue atendida por un experto en forma oportuna.

Ansiedad o depresión: Estos estados pueden inhibir el deseo y, por lo mismo, al tener relaciones evitan que se alcance el orgasmo.

Baja autoestima: El que una mujer tenga problemas de confianza y no se sienta segura con su cuerpo, la limita para dejarse llevar y disfrutar al máximo esta experiencia

3.- Causas Sociales


Prejuicios: Muchas veces crecer en una familia que no habla abiertamente de temas sexuales, hace que las mujeres vean el sexo, y en específico el orgasmo, como algo sucio y prohibido. 

Culpa: Cuando existe inclinación a pensar que está haciendo algo malo.

Timidez: Por vergüenza a ser juzgadas no dicen a su pareja qué les gusta o las ayuda a sentir placer. 

Temor: Sentir miedo a quedar embarazadas o a contraer una enfermedad de transmisión sexual.

Ignorancia: Por lo general si la mujer es adolescente y sólo ha tenido una pareja en la intimidad, desconoce las partes de su cuerpo que pueden hacerla alcanzar el punto máximo de placer, e incluso imagina lo que debería sentir con base en lo que ha oído y no en su propia experiencia. 

Por todos estos motivos es muy importante que el hombre también esté involucrado y sea sensible a lo que siente la mujer, para que entre ambos resuelvan el problema. De no ser así, propicia esa situación con su falta de comprensión o de interés por complacer a la mujer 


Lo más importante, una vez que se identifique que hay un problema, es hablar abiertamente al respecto; informarnos y acudir con un especialista para descubrir la posible causa y la solución. Por más vergüenza que aún puedan sentir algunas mujeres al tocar estos temas, lo peor es caer en la resignación.  
Recomendados
Recomendados