No creerás lo que hacen con el jabón de los hoteles que los huéspedes no gastan


‘‘Uno de cada cuatro niños menores de 5 años, de los 16 mil que mueren al año en el mundo -dos cada hora-, es por enfermedades como diarrea o neumonía que se contagian por no tener higiene adecuada’’, explicó Shawn. ¿Pero qué tiene que ver esto con los jabones que hay en los hoteles? La mayoría de los clientes los utilizan sólo una vez y otros ni siquiera los abren; es decir, millones de toneladas de jabón terminan en la basura. 



Lo mismo pasa con champú, acondicionador e incluso gel. Cuando Shawn Seipler se enteró de que todos estos productos terminaban en la basura, se le ocurrió la brillante idea de someterlos a un proceso de reciclaje y hacer nuevos productos de limpieza personal para niños que no tienen. 


De acuerdo con estadísticas, todos los días se desperdiciaban alrededor de 5 millones de jabones, mientras que en lugares como África es un privilegio lavarse las manos con jabón, en meses. Shawn realmente estaba asombrado al analizar los dos lados de la moneda. Sabía que debía hacer algo y empezó a investigar sobre cómo limpiar y volver a utilizar ese jabón. 


Afortunadamente se dio cuenta de que el proceso no era tan complicado, y en 2009, con ayuda de otros voluntarios, fundó ‘‘Limpia el Mundo’’. El objetivo es reciclar la mayor de cantidad de productos de higiene para personas que lo necesitan. Shawn sabía que su intención tenía sentido, y aunque no fue fácil conseguir el apoyo de los hoteles -fueron más los que dijeron que no-, nunca se rindió. Después de meses con evidencias positivas de su proyecto, por fin le dieron la oportunidad. 


Semanas más tarde su garaje se llenó de jabones y comenzó a fabricar los primeros productos. Sus padres lo apoyaron y el lugar donde repartió por primera vez fue en Puerto Rico, donde ellos nacieron. 

De ser una de las millones de personas que visitan hoteles a diario, Shawn se convirtió en un ejemplo a seguir; su idea ha mejorado la vida alrededor del mundo, reduciendo la tasa de mortalidad infantil por enfermedades contagiosas. 


La lista de hoteles que se han sumado a la causa es inmensa. Además Shawn no sólo logró que le dieran el jabón que ya no querían, ahora recibe una donación de 50 centavos por habitación cada año, que sirve para contratar personal y transportar los productos. 


En 2016 ‘‘Limpia el Mundo’’ repartió ¡7 millones de jabones! y 400 mil paquetes de higiene. Pero Shawn dice que esto apenas comienza, y espera que más personas se unan a la causa, pues miles de lugares en el mundo necesitan un jabón para no morir. 
Recomendados
Recomendados