Señales de que tu novio te engaña ¡cuidado! Todo empieza con la #3


Dicen que las chicas tenemos algo así como el sexto sentido, que nos avisa cuando algo anda mal. En cuestión de infidelidades, menos de 20% de los chicos se atreven aceptar que están saliendo con alguien más. ¿La razón? Muchas veces lo ven como algo pasajero y ni siquiera creen que pueda afectar su relación, así que piensan: ¿por qué arruinar lo que tengo? Pero aunque no lo digan, su comportamiento los delata. ¡Por favor! Son tan obvios... 



Si quieres hacer como que no pasa nada, es tu decisión. Pero hay señales que te gritan que ese hombre se está revolcando bien y bonito con otra en la cama. Veamos cuántas cumple el ‘‘santo’’ de tu novio: 



1. Ya no tiene tiempo. 


Pero si parece peor que licenciado con la agenda llena. De repente le salieron planes hasta los miércoles, se ha vuelto el rey de los pretextos y dura semanas sin poderte ver. ¿Es en serio? Hasta los médicos tienen tiempo para su mujer... Otra cosas es que no quiera o no pueda. 

2. Se arregla diferente. 


Ropa nueva, relación nueva. Así funciona la lógica de todo el mundo. Quiere impresionar a la otra persona. Por eso tu novio que, ya te visitaba en pijamas, ahora no puede salir con una arruga en la camisa. ¡Mira nada más, qué curioso!

3. Esconde su celular. 


Para empezar cambió la contraseña de su télefono. Ya no sólo tiene que hacer una forma extraña en la pantalla para desbloquearla, también es necesario poner su huella hasta para contestar una llamada, y cuando lo hace corre al patio. ¿Pero sigue hablando bajo? No te preocupes era...  ¡su prima!,  que vive en China y aún no la conoces. 

4. Se molesta por las sorpresas. 


¿Ahora resulta que ya no puedes llegar a su casa sin avisar ni planear una salida el fin de semana, porque se molesta? Pues es un hombre ocupado y no puede estar disponible para tus caprichos. Cariño, sé un poco más comprensiva, ¿qué no ves que interrumpes sus planes con la otra? 

5. Su teléfono empieza a fallar. 


Lleva una eternidad con el mismo teléfono y NUNCA había fallado, pero ‘‘casualmente’’ de un tiempo para acá no agarra señal, se cortan las llamadas, y terminas escuchando un ‘‘te marqué pero no entró la llamada’’. ¿A quién quiere mentirle? 

6. No alcanzó a llegar. 


¡Ouch! Ni el peor de los patanes te la había aplicado, y ahora la persona que amas te deja plantada. ¿Por qué razón no alcanzó a llegar? Lo peor del caso es que hace como si no pasara nada, y si te pones a cuestionar termina con: ‘‘¿sabes qué?, mejor mañana hablamos’’. 

7. Ya nada le parece gracioso. 


Ese hombre podía morir de un ataque de risa con tus tonterías -las mismas de siempre-, y ahora cada vez que intentas ser divertida o decir un chiste está con su cara de amargado, o simplemente ríe por compromiso. 

8. Está a la defensiva.


Cuando una persona está harta de la relación o tiene alguien más, pelea hasta porque le serviste café en la taza de osos, te reclama que has cambiado y actúa como víctima, ¡es clásico! De alguna forma tiene que desviar la atención.

9. ¿Un nuevo amigo? 


Es claro que tu novio no es un antisocial que sólo te tiene a ti y al trabajo. Desde que están juntos salía de vez en cuando, pero ahora que conoció a su ‘‘nuevo amigo’’ andan de arriba para abajo, no perdonan los fines de semana y hasta ir al café se volvió una costumbre. 

10. Trabaja tiempo extra. 


¡Qué bárbaro! ¡Como son en los trabajos!, ¿verdad? Meses atrás tu novio hasta salía más temprano, pero desde que se arregla más y sale con sus amigos, la chamba se puso pesada y... pues tiene que sacrificarse para ganar puntos. ¡Comprende! 

11. Ya no ‘‘lo hacen’’ como antes. 


¿Qué pasó? ¿Perdió la práctica? Si tu chico se prendía con sólo ver cuando te salía accidentalmente el ‘‘bra’’ y ahora prefiere ver la tele que a ti en lencería... ¡Como te explico!... En serio, algo anda mal, y lo están atendiendo tan bien que no necesita un segundo plato. 

12. Te quiere echar la culpa. 


Corazón, él no está contigo porque no quiera. Es sólo que tú cambiaste, ya no te arreglas como antes, todo el tiempo estás discutiendo y no quieres experimentar en la cama, así que prefiere irse a casa y estar solo. ¡Sí, claro! 

13. Cosas sospechosas. 


¿Crees que estás exagerando? El hecho de que traiga labial en la ropa y un olor diferente no significa que seas una loca psicópata, es sólo que no eres tonta y lo conoces tan bien que no se te va una. 

14. Su autoestima está por los cielos. 


¿Qué rayos le dieron? Anda más feliz que un pavo real, sonrisa de oreja a oreja,  una actitud de vibra positiva que da náuseas, y hasta camina como galán de pasarela... ¿Pues cómo no? Se está comiendo a dos a la vez y eso, niñas, aumenta el ego de cualquier hombre. 

15. Nuevos juegos en la cama. 


A ver, algo no tiene sentido aquí: todo el tiempo está ocupado pero ¿tiene tiempo para ver nuevas tácticas en la cama? o ¿por qué repentinamente te hace cosas diferentes o quiere que te acomodes de cierta forma? ¿Pues no que muy fiel a la posición del misionero…? 

Y entonces, ¿crees que te engañe?

Recomendados
Recomendados